Consejos a los pacientes adictos

  • La desintoxicación no debe preocuparle ya que se utilizan métodos médicos y técnicas activas muy estudiadas que alivian, eliminan el síndrome y recuperan rápidamente
  • Pregunte lo que le resulte dudoso. No espere a que los demás adivinen sus pensamientos. Todo tiene su porqué. Si no comprende algo o le resulta curioso, pregúntelo ya que nada se hace arbitrariamente. El programa está muy estudiado y hasta lo más insignificante tiene su razón de ser.
  • El programa pretende ser lo más completo posible, siendo muy importante la colaboración de familiares y allegados, para lo cual se les invita a participar en actividades ad hoc y a comunicarse periódicamente con el equipo al objeto de coordinar los esfuerzos de todos (paciente, familia y equipo).
  • El tiempo de estancia es importante. La impaciencia, el querer ir deprisa, puede arruinar un tratamiento que necesita su tiempo aunque unas veces parezca ir deprisa y otras demasiado despacio. El programa está calculado para que cada paciente consiga sus mejoras en el menor tiempo posible pero sin precipitar los acontecimientos.
  • No damos falsos ánimos. Si de verdad está decidido, adelante, pero si viene coaccionado u obligado por las circunstancias y sin convicción propia, mejor no ingrese en nuestro programa, porque perderá el tiempo, el dinero y se sentirá fracasado. Si verdaderamente se quiere recuperar, adelante, encontrará un programa serio con profesionales expertos y receptivos.
  • El mejor tratamiento no suele ser el más cómodo, muy al contrario, quien algo quiere algo le cueste y suele haber una proporción directa entre el esfuerzo realizado y el resultado final. Antes de empezar un programa debe preguntarse ¿qué es lo que realmente más me conviene? en vez de preguntarse ¿qué es lo más fácil para mí o lo que más me gusta?