Tratamiento cocaína

Tratamiento y desintoxicación de la cocaína

Objetivos del programa

Se pueden resumir en dos frases.

1.- Que el interesado sepa claramente si la cocaína le está perjudicando.

2.- Si se demuestra el perjuicio, el paciente realizará voluntariamente una deshabituación cocaínica lo más adaptada posible a las características del usuario.

Objetivos a corto plazo:

Exploración de la conciencia del daño por derivados cocaínicos. Recuperación de las posibles secuelas médicas, psicológicas, psiquiátricas, familiares y sociales

Objetivos a medio plazo:

    • Adquisición o consolidación de la de conciencia del daño por derivados cocaínicos en el paciente. Desarrollo de la decisión firme y sin autoengaño de abandono de la cocaína.  Interiorización de pautas vitales y comportamentales saludables.  Si procede, reestructuración psicológica ya que la cocaína está arraigada en el inconsciente como una sustancia de uso común que no produce problemas
    • Maduración psicológica y culminación de la recuperación secuelar
    • Recuperación de las secuelas somáticas no inmediatas
    • Aprendizaje de alternativas de ocio y de tiempo libre
    • Fomento de la formación cultural y/o académica
    • Trabajo familiar paralelo

 

Objetivos a largo plazo

    • Afianzamiento de la conciencia daño por derivados cocaínicos en el paciente
    • Culminación y verificación de la decisión firme y sin autoengaño de abandono de la cocaína
    • Puesta a prueba de avances conseguidos mediante salidas
    • Estandarización de pautas de vida saludables
    • Intensificación de las medidas de integración social que sean factibles desde el centro

 

Modalidades asistenciales

El tratamiento se adapta siempre a las circunstancias del paciente, el cual puede realizar el tratamiento en cada uno de los siguientes regímenes

Ambulatorio: en centro de atención ambulatoria.

Residencial: en clínica residencial.

Semiambulatorio o semirresidencial: en centro de día.

Cómo es el tratamiento

Disponemos de un protocolo terapéutico que tiene las siguientes componentes:

1.- Evaluación del paciente

Todo tratamiento que se precie de riguroso y eficaz tiene que tener una evaluación continuada que en nuestro caso se realiza antes, durante y al finalizar el tratamiento. Incluso después del tratamiento para saber los resultados a medio y largo plazo (siempre que lo autorice el paciente). Entre otras razones, la evaluación sirve para ir ajustando el tratamiento a la persona para que se respeten las peculiaridades de cada cual.

Disponemos de unidades de psicometría en las que se realizan continuas evaluaciones. También un complejo programa de control y observación en exclusiva para ajustar con precisión los tratamientos farmacológicos a quien los necesite.pdfPrograma de evaluación y sistema de registros

2.- Tratamiento de desintoxicación cannábica.- El síndrome de abstinencia cannábico

Los derivados cocaínicos (cocaína, crack, pasta base, etc) desarrollan tolerancia, sintomatología de abstinencia, dependencia física y una insidiosa y difícil dependencia psicológica. La supresión de cocaína provoca síndrome de abstinencia, actuando sobre los niveles de dopamina cerebrales de manera similar a drogas como heroína y cannabis. Los síntomas principales son ansiedad,  irritabilidad, falta de apetito, sacudidas musculares, ánimo y humor alterados, sudoración, taquicardia y a veces diarrea.

Los pacientes suelen temer el citado síndrome de abstinencia. Sin embargo con el tratamiento perfectamente adaptado, la desintoxicación cocaínica se resuelve bien, salvo que el paciente sufra alguna complicación inesperada, que asimismo puede ser tratada. Los síntomas que más preocupan al paciente suelen ser la ansiedad, la mala calidad del sueño, la falta de energía y motivación (en definitiva, depresión reactiva) y síntomas físicos variables de uno a otro paciente. Para otodo ello el tratamiento médico.

El tratamiento médico farmacológico junto a las medidas higiénico dietéticas, psicoterapéuiticas y ambientales consiguen evitar el síndrome de abstinencia o carencial y recuperar al paciente en lo relativo a salud general, ritmos biológicos, calidad del sueño, equilibrio psicofísico, lucidez mental, etc.

pdf Programa de desintoxicación 

3.-  Tratamiento psiquiátrico (si procede) de las posibles complicaciones psicopatológicas

Entre las más frecuentes están el síndrome amotivacional, la ansiedad, la despersonalización, el deterioro cognitivo, la psicosis paranoide y la esquizofrenia inducida. El sistema de registro informaitizado REI nos permite tener un conocimiento minucioso de la evolución sintomatológica y de la respuesta del paciente al tratamiento médico psiquiátrico y también a la intervención psicoterapéutica. De esta manera el tratamiento y la intervención se ajustan minuciosamente al paciente en tiempo y forma.

4.- Tratamiento de deshabituación por dependencia de cocaína.-

El programa de deshabituación de Instituto Spiral tiene un capítulo especializado y adaptado a pacientes derivados cocaínicos.

pdf Programa de deshabituación derivados cocaínicos

5.- Tratamiento psicoterapéutico es absolutamente fundamental si se quiere superar el problema.

Los primeros días se prepara al paciente hasta que se encuentre plenamente consciente, procurando motivar y animar al paciente a proseguir en el importante paso que ha dado, reforzando su decisión e implicando a la familia (si es posible). Se aprovecha para explicar en qué consiste el programa y se esboza un plan lo más personalizado posible (sobre todo en el discurso terapéutico).

Seguidamente se procede a un plan psicoterapéutico adaptado al sujeto en cuestión consistentes en el desarrollo del programa Spiral de deshabituación junto a psicoterapia con técnicas integradoras absolutamente actualizadas que recogen lo mejor de cada modelo y encuadre psicoterapéutico aplicado al caso concreto (se emplean, por ejemplo, técnicas cognitivas, psicodramáticas, sistémicas y cognitivo-conductuales).

6.- Tratamiento socioambiental y familiar

Si el/ la paciente tiene familia, pareja o allegados que puedan apoyarle en el tratamiento, se les convoca para marcar unas directrices de trabajo comunes y en su caso realizar una inervención familiar que no es obligatoria pero sí recomendable. De hecho disponemos de grupos terapia multifamiliar donde acuden familiares y allegados de asistencia libre y gratuita.