PORQUÉ NOS VALORAN LOS PROFESIONALES

Fundación Instituto Spiral colabora activamente con profesionales e instituciones brindando recursos especializados, incluso trabajando en equipo y armónicamente. Enumeramos algunas razones por si les son de utilidad

Por trabajar en red, con unos recursos encadenados que hacen posible cualquier tratamiento en cualquier circunstancia.

Con diversidad de alternativas terapéuticas que se adaptan a las necesidades del usuario y la familia (centros residenciales, centros de día, comunidades terapéuticas, centros de noche y programas especiales de patología dual y centro específico para mujeres adictas)

Tratamiento integral con un modelo de intervención biopsicosocial y familiar centrado en las necesidades de cada paciente.

Se trabaja a todos los niveles: individual, familiar, médico, psicológico, psiquiátrico y sociocomunitario al nivel más profundo y profesional posible, para que la recuperación sea completa procurando no dejar lagunas asistenciales procurando que el sujeto no solo se recupere del problema, sino que sea una persona más satisfecha consigo misma en todos los ámbitos de la personalidad posibles.

Por brindar un programa terapéutico troncal demostradamente eficaz desde 1982, que sigue evolucionando para mantenerse no solo actualizado, sino en vanguardia.

 De dicho programa troncal se derivan múltiples subprogramas adaptados a cada persona y diferentes patologías (verlas en la web).

Destacamos dos subprogramas, el reconocido tratamiento de mujeres adictas, con un centro mixto y otro específico y un programa de patología dual que ha merecido también un gran reconocimiento institucional especialmente con pacientes complejos o con psicopatologías de difícil manejo psiquiátrico 

Equipo multidisciplinar constituido por profesionales con una gran experiencia y formados en diferentes escuelas con un amplio repertorio de  técnicas manejados con destreza e instrumentos terapéuticos para el diagnóstico y tratamiento, con formación continuada y supervisión tanto interna como externa lo que garantiza una mayor calidad de los servicios profesionales.

La conformación de nuestros equipos terapéuticos a lo largo de los años ha sido  muy estricta, contando con una plantilla de acreditada valía técnica, profesional y humana de distintas orientaciones teóricas y escuelas psicoterapéuticas pero con un programa común que favorece una atención integral. En definitiva los centros constan de equipos estables y en continua formación.

Los equipos multidisciplinares están en formación continuada, al tanto de técnicas de vanguardia. El programa se actualiza y enriquece constantemente.

Tenemos claro que hay que adaptarse a cada tiempo. Las sociedades cambian y los perfiles también. A título anecdótico, pacientes que necesitaron reingresar (afortunadamente pocos) se sorprenden de la evolución ascendente del programa.

Nuestra prioridad es la calidad asistencial, no la económica. Muchos pacientes vienen abatidos, escépticos, cansados del problema.

Solo le pedimos que se deje ayudar  incluso si está desesperado, se intentará que adquiera motivación. Pero si viene obligado, negligente y sin deseo alguno de realizar tratamiento, mejor que no pierdan tiempo ni recursos.

Incluso en los centros residenciales de atención más grupal, la individualización de cada caso permite adaptarse a las características de cada paciente, en muchas ocasiones única.

Que se lleva a cabo en un centro exclusivamente dedicado al tratamiento de mujeres adictas, y con otras patologías psíquicas con notable éxito.

Se inauguró en 1990 y es el centro mayor recorrido y experiencia en el tratamiento de mujeres adictas. Los excelentes resultados han permitido mantenerlo ininterrumpidamente todos estos años. También disponemos de un centro mixto donde conviven pacientes varones y mujeres, es decir, el tratamiento para las mujeres es flexible y polivalente en función de la patología previa y la existencia o no de antecedentes que indiquen una u otra derivación.

El programa se remonta 1994, cuando la patología dual todavía no se abordaba de forma específica. Se lleva a cabo en todos nuestros recursos asistenciales y gozan de alto reconocimiento entre los profesionales que nos derivan a pacientes duales como centro de referencia.
Para pacientes que no tienen patología dual los recursos son asimismo de la máxima eficacia ya que los profesionales dominan técnicas psicoterapéuticas al servicio de programas sólidos.

Dado el abordaje científico y pluridisciplinar y nuestra experiencia docente, varias Universidades confían a sus pre y postgraduados la formación teórico-práctica a nuestros profesionales.

 En forma de practicum  y organización de seminarios, cursos, stages y demás tanto en nuestras propias aulas como en otras, dependiendo de la magnitud de la convocatoria.

Gracias al departamento de psicometría es posible realizar una  investigación clínica rica en producción científica que colabora con equipos de investigación de Universidades españolas y latinoamericanas.

Investigación continua que permite llevar a cabo tratamientos innovadores adaptándolo continuamente a los nuevos perfiles y nuevas formas de consumo,

 (Para quien lo necesite)

En los tratamientos residenciales se concede una especial atención ya desde el primer día a los hábitos de autocuidado personal ofreciendo un tratamiento que vela por cuidar la salud, el descanso, la alimentación, el deporte.

Mediante una estructura diaria organizada y saludable con horarios, psicoterapias, actividades deportivas. Además se realizan talleres de salud y puesta en práctica de estrategias y hábitos frente a problemas bucodentales, cardiovasculares, cognitivo-neurologicos, nutricionales.

En varias ocasiones es tan importante como la propia intervención individual. Se ajusta siempre a las posibilidades y situación de cada paciente. Si no tiene familia o el vínculo está quebrado de procurará que figuras representativas de su entorno (pareja, amigos cercanos) cubran el papel debido.

Es diferente la intervención en ámbito residencial y ambulatorio. Existen terapias unifamiliares y también multifamiliares (siempre voluntarias y libres) que sirven para aclarar conceptos, compartir problemas y liberar emociones, entre otras muchas cosas más.

En forma de programas de habilidades sociales y comunicacionales necesarias para desenvolverse frente a situaciones de la vida cotidiana de una forma adecuada. Programa de rutinas de actividades de ocio y tiempo libre.

Que además incrementan la tolerancia al aburrimiento y la búsqueda activa de actividades alternativas saludables.

Se lleva a cabo un  seguimiento (voluntario) que es un puente con la definitiva recuperación y sirve para verificar que el sujeto se mantiene bien, reforzando aquellas dudas o puntos débiles que pudieran existir.

También sirve para verificar la validez del tratamiento y la consistencia del mismo.