ADICCIÓN AL JUEGO (LUDOPATÍA) Y APUESTAS ON-LINE

Concedemos la máxima importancia a las apuestas y el juego patológico por la capacidad de anulación psicológica del sujeto, el daño socioeconómico que provocan, la falta de conciencia del problema que en muchas ocasiones padecen los afectados y, sobre todo, por lo desconcertados que están a la hora de pedir ayuda mediante un tratamiento que sea riguroso y eficaz.

 

Adicción al juego, apuestas y ludopatías en general

En general consideramos que una persona tiene problemas de adicción al juego o apuestas cuando  cumple algunos de los siguientes criterios: 

1) Una necesidad imperiosa de apostar cantidades de dinero cada vez mayores.

2) Se pone nervioso o enfadado cuando intenta dejar de jugar.

3) Efectúa esfuerzos infructuosos  para controlar o abandonar el juego, irritándose cuando fracasa.

4) Además suele apostar cuando siente estrés o nerviosismo.

5) Miente para ocultar su problema.

6) Cuando pierde dinero vuelve a jugar para intentar recuperar las pérdidas.

7) Con frecuencia tiene la mente ocupada en las apuestas, llegando a pedir dinero prestado.

8) Llega a poner en peligro o perder una relación importante, un empleo o los estudios a causa del juego.

No hace falta sufrir todos los problemas antes relatados para ser adicto al juego. Con cumplir 4 criterios es suficiente  (Ver DSM-5).

 

Al ser un equipo amplio, multidisciplinario y con diferentes centros tenemos el privilegio de crear programas especializados con garantías de la máxima eficacia. El núcleo adictivo lo abordamos con el programa de áreas básicas adictivas y la adicción particular con una serie de medidas específicas basadas en la evidencia que mejor resultado proporciona.

Los objetivos del programa se pueden resumir en dos frases.

  • Toma de conciencia del problema: que el interesado sepa claramente que las apuestas le está perjudicando.
  • Una vez demostrado el perjuicio, el paciente realizará voluntariamente una deshabituación lo más adaptada posible a sus características.

 

El tratamiento médico farmacológico, junto a las medidas higiénico-dietéticas, psicoterapéuticas y ambientales; consiguen evitar el síndrome de abstinencia o carencial y recuperar al paciente en lo relativo a salud general, ritmos biológicos, calidad del sueño, equilibrio psicofísico, lucidez mental, etc.

  Síntesis del programa para juego y apuestas (ludopatía)