NO HAY ATAJOS PARA CONSEGUIR LO QUE QUIERES

Muchas veces he buscado atajos, remedios para hacer lo que quiero en menos tiempo o de una forma más sencilla. Pero siento decir que no, que así no va bien. He tenido que ponerme el mono de trabajo y trabajar y trabajar. Nos equivocaremos una y otra vez y aprenderemos de cada equivocación. No hay atajos.

Hay que tener muy claro qué somos y qué queremos. ¿Qué es para ti lo más importante? ¿Cual es tu visión para el futuro? ¿Cuál es tu visión para con tu familia, tu trabajo, tus dineritos? ¿Qué es lo que de verdad quieres hacer con tu vida? Hay que tener una visión clara para conseguir lo que quieres. No es posible hacer las cosas más rápido, pero cuanto mayor sea la claridad que tienes con respecto a estos temas, mayor será la probabilidad de conseguirlos.

Si ya tienes presente lo que quieres, si lo has reflexionado, debes fijarte una meta. Si te lo propones lo puedes lograr, pero debes confiar mucho en ti mismo, estar seguro de ti, sin dejar que nada ni nadie se interponga y sean cuales sean los obstáculos siempre tratar de vencerlos. Tarde o temprano todo tiene su recompensa, sólo es decisión tuya y está en tus manos, sólo tus ganas de salir adelante y el día de mañana sentirte orgulloso de ti mismo. No hay atajos.

Puedes pedir ayuda a los que te rodean. Si te quieren y quieren, te ayudarán. No obligar a nadie a ver las cosas desde tu punto de vista, ellos tendrán el suyo, pero poco a poco y siendo constante ya se irán dando cuenta de lo que quieres conseguir y empezarán a poner de su parte para ayudarte.

Desde luego hay que pedir ayuda a quien pueda dártela, en el grupo la tendrás y la encontrarás. A Dios se la puedes pedir pero, como no te pongas tú a la faena, lo llevas crudo.

Hay que meterse en la cabeza las palabras mágicas “SÍ PUEDO” y “SÍ QUIERO” y tener mucha constancia y tenacidad e ir pasito a pasito, poquito a poquito.

No hay atajos pero sí me han servido de mucho unas pautas que tengo apuntadas en el cuaderno porque no venían en mi ADN:

1º DECIDIRSE. Nadie más lo hará por ti. Si sólo sueñas y no lo llevas a la realidad no dejará de ser un sueño.

2º ACTUAR. Después de que te decidas a hacer algo, hazlo.

3º CONSTANCIA. No importa las veces que fracases, aprende de tus errores y vuelve a intentarlo. Evita rendirte y lo lograrás.

4º PREVENIR. No todo sale bien cuando luchas por alcanzar algo, se presentan problemas, obstáculos. Prepara soluciones.

5º INFORMARSE. Si ignoras algo o no sabes nada acerca de un tema. Pregunta, no te cortes.

6º SEGUIR BUENOS CONSEJOS. En el grupo no te van a faltar.

7º DEFINE TUS METAS. Escribe en un papel qué es lo que quieres lograr, haz una lista de tus objetivos a corto, medio y largo plazo, así será más fácil que los cumplas. Y escribir un plan, es decir, la acción que debes seguir para alcanzar cada uno de los objetivos.

8º MOTIVARTE. Imagina en tu mente que ya lograste tu objetivo, imagina cómo sería alcanzar eso que quieres tanto, te dará más ganas y ánimos de seguir.

9º DISCIPLINA. Es bueno tener una gran disciplina para lograr lo que quieres. Establecer horarios y ser constante te ayudará.

10. RELAJARTE. No te agobies, la lucha constante no significa que vivas estresado todo el tiempo, luchar por algo implica trabajo y esfuerzo, pero si exageras puedes lograr el efecto contrario al deseado. Hay que moderarse y relajarse de vez en cuando y dedicarse un tiempo para ti mismo.

AUTOR: Paciente en tratamiento por adicción al alcohol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *