Itinerario terapéutico

Informe psicométrico

Uno de los elementos que más se echan en falta al tratar un paciente es la falta de datos clínicos consistentes. El usuario de esta institución dispone de un buen nº de registros clínicos tanto al comienzo como durante el proceso terapéutico (programa de evaluación permanente).

Lo anterior posibilita que al técnico derivador o al profesional de referencia (u otro debidamente autorizado) se le remitan datos de orden psicométrico (extracto de los 21 pruebas que forman el repertorio psicométrico) más los derivados de la base REI (medicación administrada según pautas y síntomas por los que se la administró), así como los resultados los respectivos fármacos en cada indicación.
Al alta terapéutica se le entrega al usuario un informe psicométrico con el extracto de las pruebas psicométricas realizadas ejecutado automáticamente por un programa informático de elaboración propia. Este informe se le adjunta en el informe de alta al profesional derivador y/o autorizado.

Currículum terapéutico

Mediante la base de datos ACTIVI obtenemos un detallado registro de todo el devenir del sujeto en el programa, tanto de las intervenciones individuales como las grupales de índole psicoterapéutico y socioterapéutico. Tanto el usuario como el equipo van registrando simultáneamente las diferentes actividades que realizan ateniendo a dos parámetros: interés y aprovechamiento. Dichos parámetros se cotejan y ajustan cíclicamente y se van obteniendo gráficas de rendimiento terapéutico. Al mismo tiempo se van registrando comentarios del usuario y del técnico en todas y cada una de las actividades. Así se obtienen cortes temporales para contrastar y corregir el plan terapéutico (áreas deficitarias, aspectos a modificar, ámbitos a reforzar, etc).
Al finalizar el tratamiento se le entrega al usuario un informe con el currículum terapéutico y las gráficas de rendimiento del mismo (contrastando autoevaluación con la heterovaloración de los técnicos).