Efectos hachís y cannabinoides

Tetrahidrocannabinol

Efectos del hachís y cannabinoides - Tetrahidrocannabinol

Efectos del hachís, cannabis y derivados cannábicos

El Δ-9-Tetrahidrocannabinol, comúnmente conocido como THC; es el componente psicoactivo de la planta de cannabis más importante en las variedades clasificadas precisamente como psicoactivas. Existen varios formatos o sinónimos, como hachís, costo, chocolate o kifi; así como marihuana o maría. Asimismo, también existen diferentes formas de consumirlo, aunque en porro o cigarro es la forma de consumo más habitual.

La creencia de que el cannabis es una sustancia de uso común y apenas produce problemas omite que es la principal inductora de episodios psicóticos y su uso mantenido puede provocar síndrome amotivacional.

Dos son los principales problemas relacionados con el cannabis:

  1. Muchas personas son sensibles al cannabis y desarrollan sintomatología psicótica o de conducta, aunque fumen poco.
  2. Pero lo peor es la creencia por parte del paciente de que el hachís es inofensivo, cuando le afecta, aunque no lo aprecie. Otras veces el paciente se da cuenta del daño que le hace el cannabis, pero se olvida de las consecuencias y vuelve a fumar una y otra vez.

Síntomas

Los síntomas de la desintoxicación de porros de hachís o marihuana, o cualquier otra forma de consumo de estas sustancias produce sedación, euforia y alteraciones de la percepción espacio temporal, acompañado de falta de sensibilidad, disminución del tono corporal y de la coordinación psicomotora.

Al inicio del consumo se observa aumento del apetito, aunque pasado un tiempo se convierte en disminución del mismo. El cannabis desarrolla tolerancia, síndrome de abstinencia, dependencia física y una difícil dependencia psicológica, actuando sobre el metabolismo y transmisión de la dopamina en el cerebro de forma similar a drogas como la heroína, cocaína y nicotina. El umbral para un alto riesgo de dependencia parece estimarse en consumo semanal (Coffey, 1993, Dell’Orfano, 2005).

Efectos fisiológicos generales

Hipotensión e hipotermia con taquicardia, con mayor tendencia al infarto de miocardio y broncodilatación. Además, libera corticoides adrenales, reduce hormonas tiroideas y prolactina y hormonas sexuales. El uso médico se debe al efecto antiemético, anticonvulsivo y analgésico.

Efectos psicopatológicos

Dificultad de memorización, lenguaje monótono pudiendo causar episodios psicóticos agudos y el denominado síndrome amotivacional (“no tener ganas de hacer nada”; desmotivación y apatía). El consumo en jóvenes puede desencadenar episodios de agresividad.

Síndrome de abstinencia cannábico

Aparece en menos de 12 horas, alcanzando el punto álgido a las 36-48 horas. El síntoma principal es el deseo compulsivo de consumo y rápido comienzo del mismo, para evitar el síndrome de abstinencia. Otros síntomas son la ansiedad, irritabilidad, insomnio, pesadillas, disminución del apetito, nerviosismo, inestabilidad del estado de ánimo, sudoración, taquicardia y, a veces, diarrea.

Programa terapéutico para dependientes o afectados por cannabis y derivados

Subprograma sobre Derivados Cannabinoides (pdf)